miércoles, 12 de agosto de 2015

"Que nos den calabazas a toda la familia"



Hoy he abierto esta preciosa calabaza. ¡Qué placer! Cocinar bien implica esmero y dedicación, pero la satisfacción de emplear buen producto vivo es indescriptible. 
Es del huerto de Isa, regente de Horta mais Sa, una maravillosa tienda eco en A Coruña.
La calabaza es de los grandes "redescubrimientos". Antes de, iba a la tienda y adquiría básicamente para ensaladas y mucha fruta (la mayoría tropical). Qué equivocada estaba. Y así me iba, que por muchas miles de vitaminas que tomara, la faringitis crónica no desaparecía.
A lo que iba, me acuerdo de ver las calabazas, y me atraían,  son realmente bonitas, ¿no? pero enseguida pensaba en negativo, ¿qué hago yo con esto? Pues a por el mango.
Y como yo antes, se que hay mucha gente que como mucho asocia calabaza a purés de vez en cuando o en el mejor de los casos un trocito para el caldo.
Pero cuando la miras con otros ojos todo cambia. La calabaza forma parte de tu vida, dulzor natural que te nutre y embriaga energéticamente, además de su importante aporte de betacarotenos.
Ideas:
Al horno https://www.youtube.com/watch?v=7t4kUZAAtgs
Purés
Plancha
Al vapor junto con otras verduras. Truco: Cocinar mientras en la olla se cuece el arroz.
Recetas várias https://www.youtube.com/watch?v=h8gTjm8Cacc
Postres.

Y ahora también para la peque. En particular, este tipo, la hokkaido squash.  Se encuentra en España más en versión eco. Yo la conocí en el Instituto macrobiótico europeo de Amsterdam, qué buenos recuerdos. Tiene un sabor un tanto especial y lo que me encanta es la textura. Al simplemente chafarla con el tenedor queda como un auténtico puré que parece que tenga mantequilla. Y además la piel es tan fina que no hace falta ni pelarla para cocinarla. Por fuera está la variante naranja y la variante verde, menos dulce pero más sabrosa a mi parecer.

A Sara le encanta. Y a mí se me que cae la baba.

Es esto:
Abrir, quitar pepitas, pelar y cortar a dados.
Cocinar con muy poca agua a fuego bajo y tapado.
En cuanto esté  tierna  (10-15 min.) retira del fuego.
Para la peque chafo la calabaza con un poco de aceite de lino. (De vicio toque saladito para adultos).



Y a parte se puede mezclar por supuesto con otros ingredientes.
Insisto que la textura es tan increíble de melosa que esta tarde, al saborearla en mi boca, lo primero que me ha venido es... tengo que hacer un pastel. To be continued.

Buenas noches.
Raquel Magem


Si te interesa aprender paso a paso, todos los fundamentos, sin picotear de aquí para allá, aprendiendo pero a paso lento y con muchos fallos y errores. Te espero en http://ladietistaraquel.es/escuela/

Lo que yo ojalá hubiera podido tener.