sábado, 10 de noviembre de 2018

Perdón y consejos de organización

Había una vez una mujer que vivía por y para la alimentación y la cocina saludable. Lo tenía todo dominado, bajo control, sumando todos los factores, pasión, conocimientos y tiempo, la formula del éxito estaba asegurada. Con una organización óptima demostraba que se podría tener una despensa saludable y organizar menús ricos y super completos nutricionalmente sin pasarse horas en la cocina (sobre todo cocinando legumbres y cereales para varias comidas).
Y así, con seguridad y entusiasmo, animaba a todo el mundo a seguir los pasos que tantos beneficios aportaba en términos de salud, bienestar e incluso en placer al comer.

Esa era yo. 

Llegó un gran cambio en mi vida, una hija, y después un hijo, una felicidad inmensa pero también un giro radical en mi vida. 
El tiempo se esfumó y las obligaciones se multiplicaron.
El pensamiento recurrente durante todo este tiempo es “Quiero pedir perdón por mi falta de empatía”. 

Me he tenido que reinventar para continuar adelante con el objetivo de comer sano y rico y ahora compartiré mi experiencia como profesional que puso los pies en el mundo real o por lo menos más real que la burbuja en que estaba.

Tip1
Una comida, una receta recién hecha para la despensa

Realizar muchas preparaciones de una vez puede resultar estresante, comida y cacharros por todos lados, a la que seas un poco desorganizado te hundes en la miseria. Si es así, mi sugerencia más realista es que cada vez te pongas a preparar una comida para tomar, como por muy sencilla que sea, siempre estas liado sacando cosas de la nevera y para aquí y para allá, aproveches de cocinar una receta en cantidad que te sirva para otras comidas futuras. La cuestión es “tirar de" comida ya hecha para servirla con una breve preparación pero también aumentar tus provisiones con una nueva “entrada” de comida que puede ser super sencilla o más sofisticada, dependiendo del tiempo que tengamos. Así no nos quedamos a cero y siempre compaginamos lo práctico de lo ha hecho con la energía y nutritivo de lo recién hecho. Por ejemplo cena con crema de calabaza ya hecha y postre bizcocho ya hecho en que también cocinamos unos crepes. Otro ejemplo: tenemos garbanzos básicos en la nevera y nos hacemos con ellos un wok rápido de verduras y mientras, cocinamos arroz básico para guardar dos días en la nevera.

Garbanzos con WOK

Garbanzos básicos
Calabacín cortado en fina juliana (lo corto con bandolina)
Zanahoria cortada en fina juliana (lo corto con bandolina)
Puerro cortado en fina juliana (lo corto con bandolina)
Aceite de coco y salsa de soja
Fruto secos: sésamo tostado o pistachos o piñones
Complemento hidratos: crackers supersanos (ver receta) o pan

En una sartén con fondo o WOK calentar un poco de aceite y saltear la verdura y no parar de remover añadiendo un poco de salsa de soja.
Cuando la verdura esté blanda añadir los garbanzos básicos para que se coja temperatura.
Espolvorear con semillas o frutos secos (se pueden cocinar con el wok).
En un plato servir el wok con garbanzos caliente y acompañar de proteína y crackers crujientes (otra idea es nachos de maíz).
Listo.

Un abrazo
Raquel
www.ladietistaraquel.es
Consigue tu ejemplar de ADIÓS AZÚCAR.
Si no lo tienen físicamente búscalo on-line o pídelo en tu librería habitual como:
Título: ADIÓS AZÚCAR, POSTRES SANOS
Autor: Raquel Magem Luque
Editorial: Sumatra
Distribuidora: Alfaomega


PVP: 15€


miércoles, 7 de noviembre de 2018

Empanada con harina de centeno


Hola a todos,

Desde el país de las empanadas, no podía dejar pasar tener mi receta favorita. Después de ensayar muchas combinaciones ayer tuve la sensación de que "era la mía".
Probé con harina de centeno 100% que me gusta y sienta bien, y con la ventaja de hacer mi propia harina a partir del grano integral eco"tal cual".
Nota: https://www.conasi.eu especialistas en menaje eco.

El relleno ya lo tenía claro. Dos partes. La de verdura, que hago una especie de nituké (receta macrobiótica) y el ingrediente que le da el nombre, que me decanto por las sardinas fresas, un pescado azul pequeño que si no se introduce así suele ser difícil que lo coman los niños, incluso los mayores, pero que en empanada a todo el mundo encanta (el problema es el trabajo de prepararla).
Os paso la receta.

Empanada xoubas/sardinas

Relleno verdura
2-3 u. cebolla a medias lunas
1 u pimiento verde o rojo a rodajas finas
60 ml de AOVE
2,5 ml de sal marina
Relleno principal: 600 g xouba o sardina fresca (o de lo que se quiera)
Masa: 500 g harina integral de centeno 
Caldito de cocinar las verduras más lo que se precise de agua (300 ml para empezar y después a cuenta gotas lo que precise) 
2,5 ml sal marina (al gusto)
Un poquito de pimentón dulce

Cocinar la verdura. 
Saltear la cebolla en aceite, después añadir sal marina y el pimiento y dejar cocinar a fuego bajo más de media hora. Dejar reposar tapado.
Colocar en un colador y dejar que se escurra el líquido de cocción durante una hora por lo menos. La verdura escurrida la reservamos y con el caldito más el agua que precise hacemos la masa.
Preparar las xoubas.
Mientras se cocina la verdura quitar la cabeza, tripa. Lavar y extraer espinas y cortar con cuchillo los laterales y la espinita dorsal. Dejar a remojo con agua muy fría y gotas de limón durante unos 10 min. Nos quedarán lomitos limpios. Colar y reservar en frío.
Hacer la masa.
Mezclar harina con 300 ml de caldo y agua a una temperatura templada y un poco de sal y  amasar hasta que ligue la masa. Al conseguir una masa homogénea y que no se pegue en los dedos, dejar descansar la bola de masa tapada con un trapo durante media hora o algo más. Nota: este proceso es más sencillo con amasadora eléctrica.
Nota: La masa no es como la del trigo, no es elástica.
Dividir la masa en dos partes. Extender con rodillo la masa en una superficie de trabajo (sobre silicona no se pega).
Colocar la masa de la parte de abajo en una bandeja de horno forrada de papel de horno o esterilla de silicona y repartir la verdura sobre las parte de la base dejando un margen, sin llegar a los bordes. Muy importante que la verdura esté reposada, no caliente ni acuosa.
Repartir por encima las sardinas limpias.
Con la otra parte de masa también extendida con rodillo sobre papel de horno colocar la tapa. Unir la masa y sellar con el dedo. Si nos ha sobrado algo de masa decorar al gusto.
Hacer un agujero de chimenea en el centro y pinchar con tenedor un poco el resto.
Hornear en bandeja en horno precalentado arriba y abajo y en altura baja durante unos 45 min. hasta que se dore la empanada. Lista para tomar.
Tips
Ideal como comida para llevar y tomar en la playa on donde se quiera.

Nos vemos
Raquel


Consigue tu ejemplar de ADIÓS AZÚCAR.
Si no lo tienen físicamente búscalo on-line o pídelo en tu librería habitual como:
Título: ADIÓS AZÚCAR, POSTRES SANOS
Autor: Raquel Magem Luque
Editorial: Sumatra
Distribuidora: Alfaomega

PVP: 15€

domingo, 4 de noviembre de 2018

Orgullosa de mi pan



Hola a todos,
Soy afortunada de tener mi molinillo de piedra eléctrico con el que hago harinas recién hechas en casa para pasteles, bases de pizza...


Y aquí me tienes, super ogullosa de mi pan. Me pregunté en su día ¿qué es lo que quiero que lleve? Y me puse hacer mis cálculos. Después de mucho probar, comparto.

No es como el pan artensano de verdad, que amasas, que lo cueces en horno de leña...; es simplemente algo rico y sano "alcanzable" en la vida moderna. Me encantan las rebanadas ligeramente tostadas. 
Nota1: Ahora tengo pendiente hacerlo con levadura madre.
Nota 2: https://www.conasi.eu especialistas en menaje eco.


Pan integral de semillas
Si me lo cuentan no me lo creo, yo haciendo mi pan super rico, saludable y además sencillo gracias a la panificadora.

500 g harina integral espelta (yo recién molida con molinillo)
100 g / 250 ml copos avena finos (yo uso de avena germinada)
80 g / 150 ml pipas girasol (o mitad calabaza pequeñas)
60 g / 90 ml semillas lino
20 g / 30 ml semillas amapola
un sobre levadura granulada (para 500 g de harina)
5 ml sal marina
15 ml vinagre de manzana
45 ml aceite de oliva virgen extra
45 ml miel natural o melaza de arroz
400 ml agua de calidad templada


Con la panificadora es muy sencillo. Disponer todos los ingredientes en el orden que aparecen y empezar “sin retraso” (evito que la levadura entre en contacto con el agua horas antes de amasar) a elaborar el pan con el programa de Integral (núm. 3 con mi máquina, duración 3h 40min). 

Un abrazo
La novedad
Consigue tu ejemplar a partir del 5 de noviembre.
Si no lo tienen físicamente búscalo on-line o pídelo en tu librería habitual como:
Título: ADIÓS AZÚCAR, POSTRES SANOS
Autor: Raquel Magem Luque
Editorial: Sumatra
Distribuidora: Alfaomega

PVP: 15€


miércoles, 17 de octubre de 2018

Stevia en hoja, ¿milagrosa? No lo sé, pero sustituir al azucarillo ya es mucho.


Hola,
Cuando era joven, en los 80, mucha gente no sabía ni lo que era "integral" y estos productos solo se vendían en herbolarios, en los pocos que habían (me acuerdo que me parecían sitios de brujas o lugares encantados). Con el tiempo cada vez han aparecido más comercios especializados en lo sano-bio-natural, a la vez que estos productos también han ido ganando sitio en los liniales de los supermercados "normales".
El otro día mismo me asombré de que en un Eroski de barrio había un espacio destinado a infusiones bio impresionante. Compré varias y entre ellas la famosa Stevia en hoja para endulzar infusiones. Con tan solo una o dos hojas endulza y aromatiza la infusión con un resultado excelente.
Supuestamente aporta beneficios como hipoglucemiante e hipontesora entro otros (ver web de conasi) , pero de todas formas, aunque no aportase ninguno, con el hecho de sustituir el azúcar en una infusión sin producir ningún daño, ya me parece milagrosa para muchas personas que necesitan un plus de dulzor.
Y es que una cosa es el edulcorante de la stevia procesada, de la que tengo todas mis reticencias, y otra es ver una hoja tal cual, de la tampoco se ha demostrado para nada ser venenosa.
El resumen de la historia es que hasta hace bien poco la comercialización de estas hojas o la planta entera era ilegales al representar un peligro para sociedad por bajar la tensión. La justificación te deja descolado, cuando ves a tanta gente con sus problemas de tensión y tomando de por vida su pastilla bajo prescripción médica. Eso sí, el edulcorante procesado derivado de ella sí que estaba permitido.
Y resulta que a través de una sentencia se dio luz verde a su comercialización y por eso la podemos comprar hoy en día. Lo curioso también es que por la cantidad que se consume resulta a un precio irrisorio, más barato que el azúcar blanco.
En conclusión, para una persona que afortunadamente tome infusiones pero que desafortunadamente le cueste a horrores renunciar a endulzarlas con "algo" y que además quiera perder peso, añadir una hojita a la infusión creo que es una buena opción al alcance de todos.
Un abrazo
Raquel
A la venta 29 octubre
Y curso on-line para enero

martes, 16 de octubre de 2018

Alucino con los crepes de trigo sarraceno



Hola,
Una de las recetas más "resultonas" del repertorio son los crepes de trigo sarraceno, o más bien me refiero a la técnica de triturar granos de trigo sarraceno para obtener una crema para hacer creps que después cada uno elabora a su gusto.
Lo descubrí como muchos, surgió "de la nada" en las redes sociales y veías como la gente hacía su receta. Me pareció una idea realmente maravillosa que después supe que había sido ingenio de Mireia Gimeno, a la cual felicito y agradezco su aportación.

Grano sin gluten muy interesante nutricionalmente. Bajo índice glucémico, alto en proteínas  y remineralizante. ver
Los crepes gozan de mucha aceptación y son muy versátiles, 
con relleno versión salada o dulce.

Mis Crepes de trigo sarraceno

125 g trigo sarraceno en grano
250 ml de agua (o la que precise para obtener textura cremosa) 
1,2 ml sal marina
2,5 ml cúrcuma y pimienta (cúrcuma con un % de pimienta)
Aceite de coco o mantequilla ghee
Lavar el grano y dejar en remojo durante unas 4-6 horas.
Colar el grano eliminando el agua de remojo.
Poner el grano en un vaso para triturar con batidora de mano.
Añadir sal y cúrcuma con pimienta.
Triturar con agua nueva consiguiendo espesor característico de crema de crepe. Mejor quedarse corto e ir añadiendo más agua poco a poco que pasarse de líquido. 
Calentar una sartén antiadherente con un poco de grasa extendida con un pincel.
Incorporar una parte de masa y extender con un utensilio tipo rastrillo. 
Dar la vuelta cuando esté cuajada y no se vaya a romper. Unos minutos más por la otra cara con algo de dorarito y reservar como pan o rellenar al gusto, salado o incluso dulce.
Un abrazo
Raquel

A la venta 29 octubre
Y curso on-line para enero

sábado, 13 de octubre de 2018

Otoño y crema de calabaza van de la mano



Hola,
Antes de conocer la macrobiótica compraba mucha fruta y verdura predominantemente para ensaladas que nunca faltaban. Me acuerdo perfectamente de ver las calabazas en las tiendas y pensar...Muy bonitas pero¿qué hago con esto?. Qué pena de no saber hacer una sencilla crema de calabaza que me hubiera ido genial además para paliar lo friolera que era.
Aquí comparto una receta, que no tiene ningún misterio, el reto es hacerla, disfrutarla y comprobar por un mismo los beneficios.
La de ayer me quedó alucinante con la nueva cosecha de calabaza "vasca" de otoño.

Crema de calabaza naranja
1u cebolla cortada en dados grandes
1u puerro parte blanca troceada
1u zanahoria cortada con método rodado
un trozo grande calabaza cortada a dados grandes
Chorrito de aceite
Sal marina
Opcional “picatostes”
Para decorar: Pipas de calabaza ligeramente tostadas y perejil o cebollino fresco picadito.
Poner una olla a fuego medio y añadir el aceite que se calentará en un segundo.
Añadir la cebolla, el puerro y la sal y saltear hasta que estén un poco blandas. 
Una vez reducida la cebolla añadir el resto de verduras naranjas.
Agregar el agua en cantidad no llegue a cubrir la verdura.
Tapar y llevar a ebullición a fuego medio y reducir entonces al mínimo.
Cocinar durante unos 25 min hasta que la verdura esté blanda.
Retirar del fuego y triturar mientras añadimos la cantidad de agua de cocción para ajustar cremosidad deseada.
También ajustar punto de sal si es preciso.
Servir la crema naranja en cuencos y decorar a gusto. Disfrútalo.

Un abrazo
Raquel

A la venta 29 octubre
Y curso on-line para enero

viernes, 12 de octubre de 2018

Espaguetis de verduras con toque pesto


Hola,
Lo digo y lo repito. Se debería comer y cenar siempre con verdura. Si en algo coinciden todas las corrientes que difunden la vida sana es en la defensa de las verduras como grandes guardianas de nuestra salud aportando vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y reduciendo la cantidad de alimentos de alta densidad (control peso ideal).
Por pedir, en cada menú incluiría verdura variada en tipo (hoja, raíz...), color (diferentes antioxidantes) y estilo de cocción (predominando el que se adapte a la climatología).
Para la mayoría de personas, lo que creo realmente importante es que por lo menos sea una auténtica declaración de intenciones que en la práctica del día a día se traduzca en como mínimo comer verdura, tal cual dicho, que ya es mucho.

Un ejemplo sencillo y resultón que me encanta.

Espaguetis de verduras con toque pesto

Calabacín y zanahoria cortado estilo espagueti 
Piñones
Aceite de oliva
Sal marina
Unas hojas de albahaca fresca
Ajo en polvo
Levadura nutricional

Preparar la verdura. Lavar el calabacín y la zanahoria y cortar en forma de espagueti con piel. Los aparatos son múltiples, desde rallador estriado, a sacapuntas pasando por más sofisticados utensilios. 
Saltear en una sartén con aceite los piñones y a continuación añadir la verdura con pizca de sal. Saltear constantemente a fuego medio durante poco tiempo y no dejar que suelte líquido. 
Añadir al albahaca fresca y el ajo seco.
Finalmente servir con la levadura nutricional para que quede bien sabroso.

TIPS:
  • Verdura sencilla para hacer al momento con  cierto glamour.
  • Acompaña muy bien cualquier plato, por ejemplo al pescado.
  • Las partes de las verdura que no resulten “bonitas” para hacer las tiras las podemos emplear para hacer una crema.

Un abrazo
Raquel

A la venta 29 octubre
Y curso on-line para enero