jueves, 6 de febrero de 2014

Un descubrimiento más.

Qué contenta estoy. 
Hace un ratito he descubierto lo que hacía tantos años buscaba. 
Cómo calentar, o quitar el frío de los sushis de alguna manera que realmente me gustase. 
Me ha venido. 
Mojando cada trozo en una caliente y rica sopa de miso. 
OLÉ Y OLÉ. ¡Qué felicidad!
Un truco más para el escuela y sobre todo para mí.
Lo podéis probar. 
Raquel Magem

http://ladietistaraquel.es/escuela/ 





2 comentarios:

La petita teixidora dijo...

jajajajaja...que buena idea, a probarla...siiiiii, gracias profe!!!

Isix dijo...

Muy buena idea.
Yo a veces los caliento pocos minutos en una olla anti adherente (o con muy poco aceite de oliva): quedan muy crujientes...una delicia.