martes, 7 de septiembre de 2010

A qué horas cenas?????


Por qué en España vamos al revés de todo el Planeta.
Se debe cenar pronto, en uno de los principios de alimentación, pero todo está en contra. Por la tarde, hasta muy tarde, los comercios están abiertos, los niños asisten a sus actividades extraescolares…al final cenar prontito resulta casi misión imposible.
Siempre que viajo al extranjero tanto mi marido como yo nos adaptamos a la primera. Entre que no dependemos de nada ni de nadie y que a tu alrededor todo discurre según horario “ideal” al segundo día “como de toda la vida”.
Desayunas, media mañana depende de madrugón, y aproximadamente comes sobre las 12:00-13:00 ligerito pero nutritivo y cenas “bien” sobre las 19:00-20:00.
Como lo describiría. Como comes pronto no tienes hambre voraz, por lo que con poco te conformas y lo curioso es que no rompes el ritmo, continúas con tus actividades con más energía, en lugar de lo contrario “no me puedo ni mover de arto”. Después empieza el gusanillo gusanón (si meriendas la fastidias)….pero enseguida llega la cena. Momento ya es de recogimiento, de tranquilidad, de sosiego, de “lo hecho hecho está”. Te quedas bien satisfecho pero no te tienes que ir a dormir de inmediato. Te dedicas a recoger, a leer, dar un paseo…y claro, al final te entra sueño más temprano, así que a la cama. Duermes mejor porque ya tienes casi hecha la digestión y por la mañana desayunas con ilusión. Y vuelta a empezar.
Aquí lo intento y lo intento, pero al final me pongo el listón no demasiado alto, a las 21:00h máximo. Casi nunca lo consigo pero por lo menos de poco me paso. Y es que noto tanto tanto la diferencia entre cenar pronto o no!
Esto siempre lo he pensado pero hoy es un día de DILEMA. Me voy a sesión especial de Tai Chi de 20.00-21.30, llego a casa algo antes de las 22.00. Para algunos no problem pero para mí…ceno antes???? (dejo de escribir)
Al final cené un poco frugal, una ensalada de quínoa sobre las 19:15. Y muy bien!!!! Al llegar a casa me esperaba un buen postre con infusión y listo.
Bueno, se acabó. Esto lo comparto porque me parece interesante que no todo sea teoría y teoría, que estamos hablando de día a día.
Saludos
Raquel

2 comentarios:

Pokol dijo...

Hola Raquel

A mí me ocurre lo mismo. Intento cenar temprano siempre que puedo. Como vivo sola lo consigo, pero por ejemplo, mis amigos quedan a tomar algo a las 8 de la tarde. A nadie e le ocurre cenar antes! Así que en esos casos hago merienda cena y me olvido y si no pues ceno antes:) Algún día cambiaremos...Poquito a poco...

raquel magem dijo...

hola
sabemos de lo hablamos, nos sentimos identificadas.
a nevegar, ellos no cambiaran.
saludos
raquel