domingo, 5 de septiembre de 2010

Desayuno, sagrado


Puedo comer cualquier cosa, puedo cenar lo que sea, pero el desayuno….es mi gran ritual. No puedo desayunar otra cosa que no sea GRANO DE CEREAL, tan fácil de digerir, que tanto me alimenta y satisface…Pero además yo le pongo mimo en los acompañamientos y me voy reinventando a mi misma en la “receta”.
En la foto es crema de arroz con cebada. Por encima le pongo copos de nori, bayas goji, polen, piel limón y almendras (del huerto de padre) ligeramente tostadas. Así lo prepara en serie para 4 días. Por la mañana, lo saco de la nevera, hago un “foso” con la cucharita y lo relleno de leche de avena caliente. Otro acompañamiento crujiente que me encanta es una zanahoria tal cual.
Espero que os dé ideas. Hay tantas combinaciones….
Buenos días, a mí que me quiten lo bailao, ya lo veis.
raquel