viernes, 27 de noviembre de 2009

verduras que te calientan


Dentro de la vida debes buscar un equilibrio entre horas sueño-vigilia, diversión-obligación, actividad física-sedentarismo…
En la comida debes buscar un equilibrio entre las verduras-proteínas-hidratos de carbono, entre cantidades-horarios…
Y entre la verdura debes buscar el equilibrio entre las CLASES y TIPOS COCCIÓN que las transforman a nivel energético, es decir, de qué sentimos, cómo estamos.
Sobre este tema podríamos hablar largamente (venid a la charla de verduras) pero lo que quisiera remarcar en esta ocasión es la capacidad de calentar, nutrir y relajar nuestro organismo con las verduras.
Se trata de someter a largas cocciones ciertas verduras redondas y de raíz en estofados o con las legumbres. Las 4 estrellas son cebollas, zanahorias, calabaza y nabo. También podríamos incluir hinojo, chirivía, boniato…
Tenemos diferentes tipos de estofados pero en resumen se trata de: estas verduras, rehogadas con “poco” aceite y dejadas cocinar a fuego lento y tapadas con agua que no cubra durante cerca de una hora. Se salan un poquito des de el principio o se da el toque final con salsa de soja.
También se incluyen otros complementos como maíz, setas, almendras…y de forma opcional se aprovecha la cocción para preparar proteínas vegetales tipo tofu, tempeth…
Se trata de un acompañamiento más del plato que nos da calor y fuerza y dulzor (menos nos apetecerá el azúcar). Por otro lado está la verdura más ligera como acelgas al vapor o un poco de ensalada, la proteína como pescado, los HC como el arroz…
¿Queda claro? Ahora que llega el invierno, que no te falten estas verdura para resistir los embates del frío sin problemas, sin debilitarte y sin tener que recurrir a las comidas tradicionales “grasientas” no muy recomendables para el estilo de vida actual.
cuidaros
raquel