martes, 15 de marzo de 2016

Café con leche sin café ni leche en versión "fifty-fifty"




Hoy no os propongo ninguna receta especial, ni original ni especialmente terapéutica. Es un consejillo, "un tip", sobre los cafés o mejor dicho sobre los no cafés. Para los que nos gusta el sabor del café con leche pero preferimos otras opciones más saludables, por lo menos en casa.

Una de las cosas que me suele apetecer después de comer y que sugiero como “truquillo” para quedarte "a gusto", es un café de cereales calentito. Y es que muchas veces, las cosas más sencillas del mundo, te hacen vivir esos momentos felices de la más absoluta cotidianidad.

En otras ocasiones ya había hecho vídeos relacionados, como "café" con cafetera o "café" instant.
Ahora os presento un fifty-fifty. Espero que os guste esta opción sana, rica, barata, fácil y en la que apenas ensucias cacharros. Y además empleas leche vegetal, pero al 50%, porque las cosas no tienen porqué ser todo o nada.

Ingredientes para UNA taza:

150 ml agua de calidad





15-20 ml “café” de cafetera (hay muchas marcas, de las más conocidas y que me gusta es Yannoh).











100 ml bebida vegetal (mi favorita es arroz y quinoa como la de Finestra).






Procedimiento:
Llevar a ebullición agua (la mitad de la taza).
En la taza que vamos a emplear, colocar un filtro y echar el café de cereales (20 ml para mi gusto).
Verter el agua hirviendo y dejar infusionar un par de minutos. 
En la misma cazuela calentar la leche vegetal(omitir si no te gusta tomarlo calentito).
Retirar el filtro y añadir la leche a la taza.
Opcional espolvorear con un poco de cacao.
Listo para tomar. Despacito, sorbo a sorbo y si es con una galletita "sana" mejor que mejor. 


Espero os haya gustado. 
Raquel Magem

Sobre el Yannoh. 

Definición: Sucedáneo de café de cultivo biológico - Naturalmente sin cafeína. 
Para preparar en cafetera: Poner 2-3 cucharaditas de Yannoh por cada taza.
Ingredientes: cebada*, centeno*, trigo*, achicoria*, garbanzos*. *= de agricultura biológica.
Resulta muy curioso, en el paquete leemos en francés (más o menos) "Bajo los preceptos de la macrobiótica, la torrefacción refuerza la energía yang de los cereales. El padre fundador de Lima, Georges Ohsawa, ha formulado y nombrado este producto YAN-NOH "bebida yang".

Lo cierto es que está muy rico y sienta bien.