jueves, 10 de marzo de 2016

Bocadito energético de manzana




Hola a todos,
En esta ocasión os presento una idea de "barrita" sin forma de barrita, por eso lo llamo bocadito energético, sano por supuesto, para tomar entre horas o de postre.
Me animé a deshidratar rodajas de manzana y entonces, pensando en algún postre ultrarápido para hacer, se me ocurrió ésto y la verdad es que me gustó mucho. Desde entonces es una idea muy socorrida para hacer de vez en cuando.
El invento es muy simple. Consta de dos partes:

1. La técnica de calentar melaza de cebada con "cosas" (cereal inflado, semillas, fruta seca...) para que al enfriar quede tipo galleta guirlache. Nos hará de "pegamento" y endulzante a la vez.

2. "La novedad" bocadillo de manzana. Se puede comprar manzana deshidratada en rodajas pero yo las hago en casa con una deshidratadora de 50 euros (lo digo porque de la mano del mundo crudivegano se han puesto de moda deshidratadoras bastante caras).

A partir de aquí os cuento mi receta.

Ingredientes:

- 100 ml melaza cebada
- 100 ml sésamo tostado
- 100 ml coco rallado



- 200 ml quinoa inflada
- Ingrediente EXTRA que nos apetezca.

- Rodajas de manzana deshidratada. 
Nota: Corto las rodajas un poco gruesas y uniformes con la ayuda de una mandolina.

Procedimiento:
En una olla algo grande y con profundidad calentamos la melaza y añadimos sin parar de remover el resto de los ingredientes escogidos.
Mezclar todo removiendo sin parar para que no se queme nada y se reparta uniformemente la melaza quedando toda la mezcla “pringosa”.
Antes de que se enfríe repartir por encima de una capa de manzana. Colocar encima otra capa de manzana (tipo sandwich) y hacer presión para que queden compactas (lo que sobresale lo empleo para aderezar desayunos). Al enfriar, quedarán sabrosas y crujientes.
He aquí el resultado.


Página


Espero que os haya gustado.
Un abrazo
Raquel Magem