domingo, 11 de diciembre de 2011

MACROBIOTIC ZEN



Hace unos días estuve en el restaurante MACROBIOTIC ZEN de Barcelona. http://www.macrobioticzen.net/.
Y puedo decir que lo recomiendo. El menú está genial.
ENTRANTE: sopa miso o consomé de legumbres
PLATO: verdura diferentes clases y tipos de cocción, con algas, un poco de azuquis, y CEREAL a escoger, desde el más simple arroz básico, hasta una paella o quínoa o pasta. ¡MUY BIEN! PARA TODOS LOS GUSTOS. El plato está perfectamente equilibrado y el cereal lo adaptan a las preferencias del cliente.
POSTRES, un 10: Los felicito. GRANDÍSIMA VARIEDAD de tartas y mousses…yo me cogí de calabaza, super buena. A lo mejor puede parecer que exagero, pero la cruda realidad, es que postres sin azúcar que no sea fruta de tiempo o manzana asada son realmente difíciles de encontrar y aquí además había tanto donde escoger que se volvía un problema la elección jejeje
TES. Cuando querías te levantabas y te servías tú mismo bancha, mu, té verde…el que quisieras.
Y todo en un clima de acogedora harmonía.
Os podéis imaginar que los macros de verdad estamos encantados de comer en un sitio así, pero es que además, la parte positiva de este sistema es que es EDUCATIVO, todos los comensales “que no sabes de qué va tema” aprenden lo que es un plato equilibrado EMPÍRICAMENTE.
Y además rico y además “en cantidad” que con hambre no te vas. jejeje
Pues lo dicho, un sitio “fichao” para cuando vaya por Barcelona. Gracias por ofrecer este fantástico servicio y desde aquí Madrid, os deseo lo mejor.
Y una anécdota, conocí allí a Josep María Villagrasa, todo un honor.
Y gracias a mi padre, que me llevó ¡de SORPRESA!
Y aunque seguramente nunca lo lea, me acuerdo con gran afecto de una anciana mujer con la que compartimos mesa, una paciente de Villagrasa de hacía 30 años me contó. Lo que más me llamó la atención fue esa mirada tan limpia, tan pura, esa alegría de vivir, rebosante de amor…no era la típica abuelita, sin duda. Qué maravilla, qué ejemplo.
Raquel

2 comentarios:

Luzdivina y su Cocina dijo...

Dí que si!!!
Mi marido comía en ese restaurante hace ya 30 años... y cuando me conoció me llevó... y me encantó... me pasó un macro-libro, de Cornelia Aihara... y así empezó esta maravillosa aventura!!!

raquel magem dijo...

FELICIDADES GUAPA!!!!!!!