lunes, 21 de noviembre de 2011

Dale a tu hijo una oportunidad, una oportunidad que muchos no tuvimos. Una vida sin azúcar.


El otro día visité la tienda especializada en productos para niños ECO de Madrid “LA COCINITA” http://www.lacocinita.es/. Me entusiasma ver como cada vez hay más gente concienciada con los temas “verdes”. Qué niños tan afortunados el tener unos padres concienciados.
Y hablando de niños…lo primero que me viene a la cabeza es el tema azúcar, eco o no eco, azúcar. Pobres niños, pobres víctimas.
¿Qué pasa si comemos azúcar? Desestabiliza muestro cuerpo, lo acidifica (medio perfecto para cultivo de toda clase de enfermedades) y afecta por ejemplo al sistema endocrino por híper estimulación del páncreas, provocando diabetes, obesidad, osteoporosis, dolores menstruales y caries entre otros efectos negativos relacionados con su consumo. Por si no fuera suficiente, a nivel emocional, conllevan a la evasión y a la desconexión de la realidad. SI NO TE LO CREES…INVESTIGA.

Cuando recuerdo que durante toda mi niñez y adolescencia desayunaba leche con Cola-Cao que lleva azúcar y dos cucharitas de azúcar blanco, acompañado de magdalenas con azúcar, y en el recreo tomaba una “coca” con una buena costra de azúcar pura blanca… ¡no me lo creo ni yo! Eso sólo para empezar, y todos los días de mi vida. Después estaban los postres en las comidas y las cenas y las ocasiones en que devoraba tartas etc… Qué fatalidad.

La vida, casualidad o destino, me llevó por buen camino. Tuve la oportunidad de conocer una manera diferente de alimentarme, el paladar se fue acostumbrando y aquí estoy, más feliz que unas pascuas con mis dulces sin azúcar.
Pero si desde pequeños los puedes acostumbrar, intentar darles en casa algo más sano, y sin esperar, a más pequeños mejor!!Qué causa adición!…ni te imaginas el gran favor!!!!
Además de aprovechar el dulzor de alimentos como el boniato, los cereales, las frutas…voy a hablar del ENDULZATE ideal.

MELAZA DE CEREALES
Endulzante procedente de los cereales, textura miel, pero resulta más suave, con un dulzor menos estridente, de azucares no tan simples, no tan rápidos, y por tanto más sanos.
Se obtiene mediante un proceso enzimático que rompe las cadenas de Hidratos de Carbono (pero sin llegar a azúcares simples), y por lo tanto, el cereal se convierte en un alimento mucho más dulce (a más cortas las cadenas, más dulce al paladar).

Tipos y usos:
Arroz. La más típica es la melaza de arroz que resulta de densidad bastante fluida, fácil de diluir, color clarito y de sabor muy suave y neutro, es decir, que endulza sin apenas eclipsar otros colores o sabores.
La vamos a emplear muchísimo, en gran cantidad de recetas de postres, incluso se utiliza para dar un toque a cremas de desayunos, salsas agridulces…en la comida de diario.
Cebada. Resulta mucho más densa y de sabor peculiar, curiosamente caramelizado.
Por esta misma razón es la idónea para galletas-turrones sabor caramelo tipo “guirlache”. Y también por supuesto para imitar el caramelo de la base de postres tipo flanes y pudding.
De todo esto tenéis ejemplos. A parte de los flanes, las galletas crujientes de sésamo os lo recomiendo.
Maíz. También se usa bastante, sobre todo en alimentos procesados “sin azúcar”. Sabor más dulce, sin duda, pero menos equilibrada que las anteriores.
Otros: trigo, espelta, kamut
MÁS INFO Y MUCHÍSIMAS RECETAS EN MI LIBRO “POSTRES SIN”
Sin azúcar, fructosa ni edulcorantes artificiales.
Sin huevos, sin lácteos, todos veganos.
Muchas recetas sin gluten.
Y todo integral, RICO Y SANO DE VERDAD.
http://sites.google.com/site/ladietistaraquelmacrobiotica/libro-reposteria-100-vegetal-y-sin-azucar
MUCHA SUERTE, como digo yo, si no te gusta el dulce, adelante y si te gusta, cambia el chip y listos. Y además vela por los niños!
raquel