martes, 4 de enero de 2011

CRAVINGS


Este es el término en inglés para APETENCIAS IRRESITIBLES o ANTOJOS.
¿Tienes cravings? En el mundillo este de la macrobiótica estamos constantemente hablando de de este tema. ¿Qué te apetece comer?
Que si me comería una pizza, que si me comería un pastel, que si arrasaría con el paquete de galletas, que si llego a casa y el jamoncito me dice cómeme…
Sólo es necesario que al principio te digan que debes comer del CENTRO (verdura-cereal-legumbre) para que te “mueras por lo extremos” que siempre has consumido “antes de”. Cada uno tienes sus debilidades.
Eso por un lado, y por otro todo lo engloba el profundizar en este campo, que si me apetece esto es que estoy yin o yang y entonces resulta que tengo que compensarlo con no se que… ¿os suena?
Pues bueno, todos los que estamos en este mundo hemos pasado por esto. Mi reflexión en la siguiente. “día de”. Cada alimento tiene un “día de”. Un día de “con lo que me gustaba, y ya no me dice nada” “ya no tengo craving”. Me explico un poco mejor. Por ejemplo, cuando empecé con todo esto, si quería realmente comprobar que funcionaba tenía que dejar de comer muchos alimentos, ya sabéis. Uno de ellos fue el jamón, por animal no pescado y por yang yang. Al principio me costó, lo tenía en casa, se lo servía a mi marido y a mi no…pasó el tiempo, bastante, y un día dije voy a comer…y…no me gustó nada, lo encontré tan salado, tan fuerte, su textura entre mis dientes también fue desagradable, ni cuerpo ya lo rechazaba.
Desde entonces… tentación…”pa su tía”. Y como esto en muchas cosas. Por eso mi propuesta es la siguiente. Cuando lleves un buen tiempo comiendo “bien” y evitando cosas que te encantaban pero sabes que no te son saludables, cómelas un día. Puede pasar dos cosas, que te continúe encantando, mala suerte, o que digas “ya no me gusta”, que ahora tus sensaciones sean de rechazo. Y entonces LIBERADO, es una cuestión psicológica, ya nunca más te vas a sentir que te estás privando de eso, porque simplemente ya no lo deseas.
Esta opción de alimentación vale la pena, es viable, pero yo nunca digo que sea fácil. Ánimos!!
¡BUENA SUERTE A TODO EL MUNDO!!!!!

2 comentarios:

Pokol dijo...

A mí me pasó con el pan y la cerveza. Cuando me dijeron que yo y el gluten no casábamos bien lo pasé fatal. Un día dije, "me voy a tomar una cervecita" y me horrorizó el sabor. Esta nochevieja mi abuela hizo un paté de olivas negras y albahacas. Lo probé y casi me muero del salazón. ¡¡¡Resulta que llevaba anchoas!!! Horrible...

raquel dijo...

todo el mundo tiene sus historias. si pasé de saber comer sin pan a que me molesta, pefiero ir comiendo con mis palillitos!!!!

sobre lo del gluten es una historia, a la mayoria de la gente le pasa, el problema no es el gluten, sinó el gluten del trigo que se come en la actulidad, tan manipulado que causa graves daños a nuestros intestinos!

saludos a todos