miércoles, 19 de junio de 2013

Te quiero Donostia


Acabo de subir al tren destino Madrid. Hace unos minutos estaba en Donostia.  Escribo desde mi portátil. Siento algo fuerte en mi corazón. Siento que ha estado maravilloso. Maravilloso.
Realmente no sé cómo expresar mi inmensa gratitud a Otarra y Escuela de Cocina Luís Irízar y por supuesto a las personas concretas que con su esfuerzo y dedicación han hecho esto realidad. También a los asistentes por venir con tantas ganas e ilusión al curso. Incluso los de la Pensión han sido encantadores. Este ha sido el tercer fin de semana en esta ciudad que me cautivó desde el primer instante. Atrás quedó el día que me propusieron dar clases en el País Vasco, empezamos en febrero, nevó a nivel de mar, acabamos hoy, un SOL resplandeciente. Atrás quedaron muchas recetas, preparativos, imprevistos, risas, buenos ratos y “nervios” (al final ya casi nada jejeje). Lo he hecho lo mejor que he sabido, por eso estoy bien tranquila, intentando que la gente aprenda lo máximo y lo pase bien. Me encanta cuando disfrutan con mis comidas. Hoy mismo, una alumna ha comentado en clase que le dió a probar a sus hijos crema que sobró y le dijeron: “¡Mamá! ¡Si esto es alta cocina! ¡Queremos esto! Yo, por supuesto, me he sentido orgullosa. Llevar “la comida sana” para toda la familia con sabor, con color, con amor, es mi gran propósito. Os lo muestro en este vídeo
Espero y deseo VOLVER. Sus calles, sus gentes y sus LAS OLAS, una mar que me hace reencontrarme conmigo misma.

GRACIAS
Un fuerte abrazo
¡Agur!

Raquel Magem


Aprovecho para comentar que ahora tenéis la gran oportunidad de las estancias de verano, gran curso de inmersión, más que clases, toda una vivencia. Reserva tu plaza.