viernes, 17 de junio de 2011

como así porque es lo me gusta


Un gran tema de siempre como hablamos de llevar o seguir un alimentación macrobiótica es SE PUEDE COMER ESTO, AQUELLO? Además de los deseos o apetencias hacia alimentos poco recomendables.
Os voy a presentar mi reflexión.
LO IDEAL sería que “ por alegría al cuerpo” sólo nos refiriéramos a ALIMENTOS MODERADOS, los de siempre, los macros, y no a algo "FUERA DE" es decir extremos como parrillada de carne, helados, ...
Esto no es fácil, pero mientras no sucede, está claro que algo falla, comemos bien porque es lo que se debe hacer pero no porque es lo que más nos gusta hacer. Y esto no es una situación de plenitud.
Yo puedo decir que ESTOY EN ESTE GRUPO DE AFORTUDOS, estoy dentro de, y superfeliz.
Pues para mi LA ALEGRIA AL CUERPO siempre es macro , más o menos festivo o no especialmente medicinal, como postres macros, pero al fin y al cabo macro. ES LO QUE ME GUSTA. Cuando "me salgo" es por situaciones varias, y todo me resulta o demasiado salado o demasiado dulce, o demasiado grasiento o aceitoso, no me gusta. O lo que es peor, me sientan mal, es la forma con la que cuerpo se queja, se manifiesta para decirme...Raquel, esto no es lo de simpre, esto no lo queremos...
Bueno, hay cosas de antes que aún me gustan, como las frutas tropicales, pero tampoco me pasa nada si no las como, y si las como tampoco hablamos de pastelitos empalagosos o bacon grasiento.
Y cómo he llegado?, creo que precisamente por un camino evolutivo en que no han habido muchas privaciones. Cuando me apetencia pizza comía pizza, cuando pasteles pasteles…cada vez con menos frecuencia….hasta que un día dices…SI YA NO ME GUSTA, O NO ES LO DE ANTES, YA ME ES IGUAL COMERLO Q NO Y SI ADEMAS SE QUE NO ES MUY SALUDABLE…PARA QUE?
Tu cuerpo, tu mente se va equilibrando, y sencillamente que quedas con lo natural y centrado como tu elección racional y además emocional. Así es tu vida.
ÁNIMOS A TODOS
raquel

4 comentarios:

Yolanda dijo...

Qué razón tienes raquel, yo estoy en ese ciclo de transición y la verdad me esta costando.Me sigue apeteciendo el queso,y otros alimentos.El psico es muy importante y una, no esta aún muy centrada, por eso una de mis ilusiones en la macro es equilibrar cuerpo y mente.Se que lo conseguiré.Tengo la suerte de conocer a Juan Rubio y haber aprendido a cocinar la macro con una gran profesora Mónica. Un beso para todos.
PD: estoy deseando recibir tú libro, para mi será como mi biblia, tu también vales mucho.

Dunia Martinez dijo...

Raquel! me pasa igual que atí!.... es todo maravilloso, ya llevo dos años y es fantástico aunque mucha gente no lo entienda... (lo siento por ellos pero cada vez somos más los que nos pasamos al lado oscuro esta vez.. al lado claro diría yo.. sin mentiras)... Un besito y ánimo!.

pilar dijo...

Yo he encontrado una paz interior que hacia 3 años que no tenia..y eso me alucina y hace que cada dia aprenda una cosita.y eso que me queda mucho camino y mis pasos son pequeños....bsos

Kata dijo...

Un placer descubrir tu blog y quedarme para seguir aprendiendo con el...

En mi caso y en relación al post que comento, siempre he intentado no ser muy radical en mis decisiones, dejando que mi cuerpo y mente se adaptaran a las nuevas costumbres que por cualquier razon me interesaban... Así, poco a poco y dejandome llevar por el ritmo que yo mismo me he marcado sin dejar de ser feliz y encontrar sensaciones agradables en todo lo que hago he ido creciendo hacia el lado que he descubierto mejor me sienta... y siempre girando en torno al amor por la naturaleza y el sumo respeto a todo lo que ello conlleva y lo habita...

Un abrazo Raquel y enhorabuena por tu espacio!!!


Feliz día, siempre!!