lunes, 15 de junio de 2009

Merienda familiar

Estaba yo en la Sierra por la tarde descansando después de “la caminata” cuando me dio por observar una familia estándar que estaba justo a mi lado.

Mamá, papá, niña de unos 12 años y niño de unos 9 se disponen a merendar en el monte. Sacan la nevera portátil y se reparten cocoacolas y fantas, el aperitivo unas patatas fritas o similar, después pan (por supuesto blanco) con embutido, sacan fruta pero el niño exclama YO FRUTA NO, y no pasa nada, ningún progenitor le insiste de que coma, eso sí, el lomo del bocadillo en varios pisos. Y de postre chucherías. También he de decir que en medio de este menú el padre y la niña se parten una zanahoria y una manzana. Y que por otro lado la madre empieza con un cigarro y acaba con otro.

Menos fumar, no es que yo no consuma nada de todo esto, pero la imagen en global, me parece tan mejorable. Esto supongo que es la realidad de muchas y muchas familias. No saben lo que se pierden.

ATENCION. Esta semana charlas cortas y curso intensivo fin de semana. Os espero.