miércoles, 21 de julio de 2010

AGRADECIMIENTOS A "MIS MAESTRAS"



Es una gozada poder disfrutar de buena compañía para comer. Mi marido por trabajo no vuelve a casa hasta por la tarde pero yo casi cada día por una razón o la otra tengo alguien con quien compartir mesa. Pero lo que me ha aportado últimamente esta concurrencia va más allá de una grata compañía. Han sido las dos chicas que veis en la foto. LO QUE ME HAN ENSEÑADO!!! No de hidratos de carbono o proteínas, no de cocina ni de planificación del menú. Ellas me has enseñado a algo tan ansiado y valeroso como “comer despacio y masticando”. No es que no lo consiguiera yo solita muchas veces, el problema es que ERA FORZADO, y si me despistaba o tenía prisa…dale, como siempre, a zampar. Pues resulta que estas chicas COMEN DESPACIO por naturaleza, por genética. Yo no podía acabar primero, qué vergüenza! Así que decidí seguir su ritmo. Hace dos días que fui consciente de la transformación. Ahora NO PUEDO engullir, ya va contra mi naturaleza. Lo he conseguido!
Y sabéis en qué momento me di cuesta? Cuando vi anonadada como mi marido comía. Supuestamente como siempre, y llevamos más de 10 años casados. Pero por un momento me pareció una barbaridad. Mi percepción había cambiado totalmente. Ayer vino a comer una amiga que hacía dos semanas que no veía. Siempre acabamos de comer a la par, y ayer acabó y no llevaba yo ni la mitad. En este caso ni siquiera su ritmo me aceleró.
Pero aún me han aportado MÁS. Resulta que otro secreto casi inconfesable era mi adicción al postre, de los sanos, de los míos, pero postre al fin, y adicción porque no podía esperar ni a la merienda para tomármelo tranquilamente.
Pues como una de ellas no le apetecía y el hecho de comer despacio …SE ACABÓ. Soy libre!!! (no es que sea tan malo tomar postre, el problema era la dependencia).
Y por otro lado comentar que creo que las esencias florales también han hecho su labor de apoyo a partir de mi esfuerzo y determinación.
Esto lo cuento para que veáis que todo el mundo tiene sus cosillas, pero que ES SUPERBLE! Se puede tardar más o menos, no nos debemos castigar, todo llega!!! Ánimos.
Estoy superfeliz.
Gracias chicas
Raquel