jueves, 27 de agosto de 2015

Postre de compota deluxe





Esto ha sido mi postre de hoy... Y de ayer y del otro día, jejeje...
Más o menos algo similar. Y es que cuando me da por algo.
Compota deluxe, no se me ocurre otro nombre.
Es sencillo, es sublime.  
Y sin ningún endulzante o edulcorante, ni natural, ni artificial, ni procesado ni con bajo ni con alto índice glucémico. No hace falta gracias al penetrante dulzor de la compota que todo lo embriaga.

Ingredientes que podríamos agrupar en 4 partes para disponer a gusto en cada ración:
1. Compota de fruta:
- Aproximadamente 50% Manzana golden o la que tengamos con toque dulce.
- 30% Pera en su punto, tipo más bien acuosa.
- 20% Plátano maduro.
2. Nueces.
3. Frutos rojos o frutos del bosque como fresas, frambuesas...
4. Salsa de cacao puro. 
A partes iguales en volumen:
- cacao en polvo.
- aceite de coco.












Preparación:
Compota.
Lavar, pelar y trocear la fruta. Las peras y manzanas, si son eco, se pueden hacer con piel.
En un olla disponer la fruta en capas. En la base la pera, en medio la manzana y encima el plátano. Añadir pizquita de sal, tapar y someter a fuego bajo. Esperar que poco a poco vaya cogiendo temperatura y dejar cocinar hasta que toda la fruta esté blanda (unos 15 min.). 
Triturar al gusto (tenedor, pasapurés o túrmix).

Salsa.
Simplemente mezclar el aceite de coco y el cacao, que debemos tener en estado líquido y por eso es posible que tengamos que someterlo a calor, por ejemplo calentando al baño María.

Montar postre en un vaso o copa con todas las partes. Base compota, algunos frutos rojos o del bosque, unas cuantas nueces y por encima la salsa en estado líquido que al enfriar en la nevera se volverá exquisitamente crujiente.
A disfrutar con cuchara que recoge y mezcla lo bueno de cada cosa en la boca.

Espero os haya gustado. 
Raquel Magem
www.ladietistaraquel.es
Para profundizar en el por qué de cada cosa estamos en la escuela.
Estoy super contenta y orgullosa de transmitir todo los descubierto, estudiado, trabajado y vivido.
http://ladietistaraquel.es/escuela/

Desayuno. Empieza el día color de fresa


Hoy en Horta mais Sa, un maravilloso establecimiento eco coruñés, he visto estas increíbles fresas.
He dicho, ¡no puede ser! ¿fresas en agosto? Resulta que en Galicia los fresones son tardíos y más con la poca lluvia que ha caído.


Pues yo muy feliz cuando menos me lo esperaba. 
Qué ricas estaban para desayunar.

Una receta especial super omega 3. 


Ingredientes:

20 g/ 45 ml copos de avena (mejor copos finos).
200 ml agua.
1 ciruela pasa (con o sin hueso).
10 g chía.
10 g semillas lino.
10 g /2u nueces y si no cualquier fruto seco  que nos aporte toque crujiente.

Como unos 200g fresas troceadas.

Procedimiento:
Poner en un vaso batidor la avena y una ciruela y verter 200ml de agua a punto de ebullición.
Dejar en remojo durante toda la noche.
Por la mañana, retirar la ciruela y reservar para tomar junto desayuno que prepararemos o si nos apetece, tomar "ya", en ayunas,  junto con un vaso de agua.
Triturar la avena.
Colar con un colador ni especialmente fino ni grueso. Podemos hacer que caiga directamente en el bol de desayuno.
Nos quedará una “leche” más bien cremosa.
En el bol con la crema de leche de avena incorporar las semillas y remover.
Dejar reposar durante unos 20 minutos.
Remover de vez en cuando.
Incorporar la fruta y las nueces.
Listo.


Nos vemos,
Raquel Magem

Mucho más, todo lo que te puedo explicar, en mi mundo virtual.    http://ladietistaraquel.es/escuela/

miércoles, 26 de agosto de 2015

Ensalada lentejas a la mejicana. Legumbres en verano, pues claro.



Esta es una pregunta que me suelen hacer. ¿Se comen legumbres en verano? Y mi respuesta podría ser con otra interrogación, ¿se come pan en verano?.
Las legumbres es un grupo de alimento "super". Pueblos enteros a lo largo de la historia han sobrevivido gracias a las legumbres. Son baratas de producir y altamente nutritivas. Con hidratos de calidad y una buena fuente de proteínas,  bajas en grasa y ricas en fibra. Lo único es que pueden provocar gases y por eso resulta ideal cocinarlas con un trocito de alga combu.
Para el verano, el quid de la cuestión es la preparación.
Aquí os presento una divertida manera de comerlas en ensalada con un aire mejicano.
La idea es de una colección de libros de cocina de casa de mi suegro. Si tengo un segundo, me encanta ojear recetas y recetas para que, de una de cada cien, diga, mmmm, me gusta la idea. Y a trabajar el proyecto.
legumbres a la mejicana

Ingredientes para 4 raciones:
500 g lentejas viudas (caseras o un bote grande para emergencias) bien escurridas.
2 cebolletas medianas en brunoise bien pequeño.
20 tomates cherry partidos por la mitad.
2 aguacates medianos pelados y troceados a dados.
160 g o bote pequeño de maíz eco.
Un calabacín a dados para hacer a la plancha
Opcional una lata de atún para mezclar con las lentejas (en realidad esta versión vegana no lo lleva, pero es una buena sugerencia).


Buena base de mix de hojas verdes: escarola, hojas de roble, rúcula, canónigos...
Y además germinados y de topping cebollino.


Aliño:
Zumo de un limón.
Sal marina.
Aceite de oliva (puede ser el que va con el atún, si lleva atún).
Si te atreves, para hacerlo más auténtico, añadir tabasco.


Para acompañar "nachos" eco.
Nota: Los nachos ecológicos pegan de verdad, lo único es que hay que cerrar la bolsa con una goma y sólo comer unos cuantos, los de plato y se acabó. Son un vicio.




Procedimiento:
En primer lugar, macerar la cebolleta en bastante sal, como 1cs mientras preparamos la comida. Al final, para servir, lavar totalmente la sal pasando un chorro de agua con un colador.
También dejar abiertos los tomates con una pizquita de sal por encima.
Saltear el calabacín con un poco de aceite y sal y dejar que se dore.
Al final incorporar el maíz (a mí me gusta que coja calor). Reservar.
Después de saltearlo, incorporar las legumbres que si estaban en nevera les daremos su toque de calor en las misma sartén.
Montar el plato:
Base de hojas verdes al gusto.
Encima colocar calabacín y maíz.
Además las legumbres, cebolla, tomates y aguacate.
Aliñar con la mezcla de ingredientes propuestos en cantidades a gusto de cada uno.
Decorar con los nachos.
A comer.


Espero que os guste.
Raquel Magem
Si quieres nos vemos en clase. Un placer mostrar paso a paso todo aquello de lo que estoy tan orgullosa y agradecida. Una gran oportunidad y un inmenso privilegio.


martes, 25 de agosto de 2015

Arroz sin leche. Maravilloso postre reciclaje.

Tenía arroz integral (por supuesto) ya hecho en la nevera. Y de repente esta tarde, cuando iba a preparar la cena, se me ocurre, ¿Cuánto tiempo hace que no hago el postre de arroz? Con lo ultra sencillo que es.  Recocer a fuego bajo el arroz con leche vegetal, endulzar, aromatizar y listo. Más que fácil y super rico. 

Y es que me fascina el reciclaje ingenioso de las comidas. Puedes hacer este nutritivo postre tanto de restos de arroz, como hice yo, como aprovechar que haces arroz de sobra, reservar el que te vas a comer y preparar este postre en la misma olla sin ensuciar ni un cacharro más.
Disfruta como nosotros de este postre que complementa el aporte de hidratos de calidad del menú. Y eso que a mí el arroz con leche tradicional (arroz blanco con leche de verdad y azúcar) es de los pocos postres que nunca me gustaron, menos mal.


Arroz sin leche
Ingredientes para 4 raciones:
250 g arroz integral redondo cocinado “básico” (no acuso o caldoso). Ver esta entrada 
250 ml bebida vegetal de arroz y quinoa (mi favorita)o de soja como "leche".    

1/2 una rama de canela.
Canela en polvo para decorar.
Ralladura de piel de limón, procurando no coger de la parte blanca que amarga.
100 g de dátiles "medjoul" bien troceados o melaza de arroz para endulzar la final.

Preparación:
En una olla "re"cocinar arroz con la bebida vegetal, la canela y los dátiles. Nota: la piel de limón la prefiero poner al final para decorar pero se podría cocinar con un trozo de cáscara.
Remover bien y dejar a fuego bajo que vaya cogiendo cuerpo.
Cocinar durante unos 14 min y remover de vez en cuando para que no se pegue en el fondo hasta obtener una textura cremosa.
Nota: Opcional endulzar un poco más (yo usaría melaza de arroz). O también sustituir los dátiles por sólo endulzar al final al gusto.
Repartir en porciones individuales.
Espolvorear por encima canela en polvo como es tradicional.
Decorar con la ralladura de limón.
Servir frío pero en invierno caliente también puede apetecer.

Espero que os guste la idea.
Raquel Magem
Todo lo me hubiera gustado tener. Tantas dudas, tanto esfuerzo, tanta comida "solo comible" y de aquella manera. Para vosotros puede ser bastante más sencillo y placentero, además de económico de aprender. Si os apetece aquí estoy a vuestra disposición para contarlo todo http://ladietistaraquel.es/escuela/

viernes, 21 de agosto de 2015

Desayuno de mijo pijo



Hoy he desayunado esto:

Al levantarme tomo primero un vaso de agua
Después algo de fruta, normalmente mientras saco a Julius.


Este es Julius el otro día en la maravillosa playa de Badaio (La Coruña)

Al llegar a casa, con el cuerpo activado y bien despierto desayuno en este caso mijo pijo (pequeña broma familiar).







El mijo me parece un grano espléndido. Saciante y energético pero a la vez suave y digestivo, además de remineralizante y alcalinizante.








Para hacer el mijo de forma básica ver vídeo https://www.youtube.com/watch?v=GRFnkmpIYow
Resumen: Lavar y cocinar en tres partes de agua hirviendo a fuego bajo y tapado hasta que se agote agua de cocción a los 20 min. aproximadamente.

Este desayuno es muy simple:
Triturar mijo cocinado básico (que puede ser del día anterior) con leche vegetal al gusto (como de arroz y quinoa o arroz y coco ) que previamente he calentado hasta el punto de ebullición.
Al momento tenemos una crema maravillosa.
Nota: Lo hago a partes iguales, por ej. 250 g de mijo ya cocinado (una 30 g en crudo) con 250 ml de leche vegetal. Así nos salen dos raciones más bien pequeñas o una super grande.
Añadir complementos varios por encima como pasas, arándanos, nueces, piñones...
Toque de canela y piel de limón.
Se puede endulzar más a gusto.
Listo. Os aseguro que gusta hasta a los que más se resisten ante este fabuloso grano.
A disfrutar del día.


Nos vemos
Raquel Magem Luque

Mucho más,
todo lo que te puedo explicar,
y punto de encuentro
en el mundo virtual.










domingo, 16 de agosto de 2015

Menestra para cena. He descubierto los xenos.




Hoy para cenar  he probado por primera ves los xenos, en concreto xenos de repollo. Ni tan siquiera sabía lo que era  y ahora he descubierto que es muy típico de tierras gallegas, de la mano de Horta Mais Sa. Se trata de los brotes de verduras que resurgen después de que se les corte la cabeza en la recolección de la cosecha. Es decir, los xenos son los los hijitos que renacen al finalizar la temporada. En el caso de los repollos eran como repollos miniatura alargados y más huecos que el repollo madre. Y de sabor... ¡MARAVILLOSO!


He hecho esta menestra que nos ha sabido a gloria. Todo con productos no sólo eco, sino locales y tratados con todo el amor. Gracias.

Para hacerse una idea, en esta web venden xenos.




Ingredientes para dos platos de menestra:

100 g  judías verdes cortadas a dados.

100 g zanahorias cortadas método rodado.

50 g puerro parte blanca y verde en rodajas oblicuas.

100 g repollo (mejor xenos que son los hijos si estás en Galicia)o flores de brócoli.

100 g calabaza a dados.
20 g  germinados alfalfa o cebolla o puerro...
100 g champiñón partido en 4 ó 8.
Un chorrito de aceite.
Un par de dientes de ajo laminados.
Sal marina.
Cebollino picadito para servir.

Procedimiento:
Cocinar al vapor las verduras.
Importante conseguir el punto a cada verdura.
Un truco es ordenar por lógica el tiempo que tardan en cocinarse de más a menos. En este orden iríamos introduciendo las verduras en la olla.
En este caso concreto yo haría:
calabaza
judía verde
zanahoria (si queda un poco al dente no pasa nada).
puerro
brócoli o en general las crucíferas.

Cuando ya casi estemos con la verdura al vapor es momento de colocar los ajos en una sartén con un poco de aceite.  En esta misma sartén saltear los champiñones y salar. Al final echar un poco de perejil picadito.
Servir la verdura con los champiñones salteados, un puñadito de germinados y espolvorear algo más de cebollino.


Mucho más en http://ladietistaraquel.es/escuela/
Hasta dónde te pueda enseñar ahí estaré.

Raquel Magem


miércoles, 12 de agosto de 2015

Mousse de chocolate negro mijo pijo


Llevo no se cuanto tiempo repitiendo este postre. Con mijo ya había hecho cosas similares pero ahora que hago frecuentemente mijo para mi peque, pues ya de paso mijo para todos.
En la entrada del otro día ya os hablé del mijo.
Hoy de cacao nibs.

Cacao nibs (semillas troceadas) nos aportan a todo tipo de recetas y combinaciones un toque muy especial, penetrante y auténtico que no tiene el cacao en polvo.
Los cacao nibs están “de moda” como super alimento de la mano del raw food. Yo siempre digo, si algo tiene de bueno el cacao está en la semilla, la esencia, ¿o no?

Mousse chocolate mijo pijo

Ingredientes para  4 raciones:
250 g mijo cocinado básico (unos 60 g en crudo).
25O ml  agua de coco o leche vegetal dulzona que te guste.
2,5 ml  agar en polvo.
60 g melaza de arroz o cantidad y tipo de endulzante que prefieras.
30  ml  aceite de coco.
5 ml zumo de limón  y un poco de piel de limón rallada.
Pizquita de sal marina.
15 g cacao en polvo puro.
15 g  cacao nibs.
Nota: pueden ser unos 20-30 g de algarroba en polvo en lugar de cacao.

Procedimiento:
Cocinar mijo básico o usar restos de mijo básico ya cocinado. Ver:
LLevar a ebullición mientras removemos la mitad de agua de coco junto con el agar.
Retirar del fuego y añadir el aceite de coco (se fundirá).
Triturar el mijo junto con esta mezcla caliente y el resto de agua de coco más todos los ingredientes de la receta. Ajustar dulzor e intensidad del cacao /algarroba al gusto del consumidor.
Dejar enfriar hasta que cuaje.
Volver a triturar para textura mousse.
Servir en cuatro vasitos.
Si se hace con manga pastelera quedará más curioso.
A disfrutar.

Espero que os haya gustado.
Buenas noches.
Raquel Magem
Para más info escribe a ladietistaraquel@gmail.com


"Que nos den calabazas a toda la familia"



Hoy he abierto esta preciosa calabaza. ¡Qué placer! Cocinar bien implica esmero y dedicación, pero la satisfacción de emplear buen producto vivo es indescriptible. 
Es del huerto de Isa, regente de Horta mais Sa, una maravillosa tienda eco en A Coruña.
La calabaza es de los grandes "redescubrimientos". Antes de, iba a la tienda y adquiría básicamente para ensaladas y mucha fruta (la mayoría tropical). Qué equivocada estaba. Y así me iba, que por muchas miles de vitaminas que tomara, la faringitis crónica no desaparecía.
A lo que iba, me acuerdo de ver las calabazas, y me atraían,  son realmente bonitas, ¿no? pero enseguida pensaba en negativo, ¿qué hago yo con esto? Pues a por el mango.
Y como yo antes, se que hay mucha gente que como mucho asocia calabaza a purés de vez en cuando o en el mejor de los casos un trocito para el caldo.
Pero cuando la miras con otros ojos todo cambia. La calabaza forma parte de tu vida, dulzor natural que te nutre y embriaga energéticamente, además de su importante aporte de betacarotenos.
Ideas:
Al horno https://www.youtube.com/watch?v=7t4kUZAAtgs
Purés
Plancha
Al vapor junto con otras verduras. Truco: Cocinar mientras en la olla se cuece el arroz.
Recetas várias https://www.youtube.com/watch?v=h8gTjm8Cacc
Postres.

Y ahora también para la peque. En particular, este tipo, la hokkaido squash.  Se encuentra en España más en versión eco. Yo la conocí en el Instituto macrobiótico europeo de Amsterdam, qué buenos recuerdos. Tiene un sabor un tanto especial y lo que me encanta es la textura. Al simplemente chafarla con el tenedor queda como un auténtico puré que parece que tenga mantequilla. Y además la piel es tan fina que no hace falta ni pelarla para cocinarla. Por fuera está la variante naranja y la variante verde, menos dulce pero más sabrosa a mi parecer.

A Sara le encanta. Y a mí se me que cae la baba.

Es esto:
Abrir, quitar pepitas, pelar y cortar a dados.
Cocinar con muy poca agua a fuego bajo y tapado.
En cuanto esté  tierna  (10-15 min.) retira del fuego.
Para la peque chafo la calabaza con un poco de aceite de lino. (De vicio toque saladito para adultos).



Y a parte se puede mezclar por supuesto con otros ingredientes.
Insisto que la textura es tan increíble de melosa que esta tarde, al saborearla en mi boca, lo primero que me ha venido es... tengo que hacer un pastel. To be continued.

Buenas noches.
Raquel Magem


Si te interesa aprender paso a paso, todos los fundamentos, sin picotear de aquí para allá, aprendiendo pero a paso lento y con muchos fallos y errores. Te espero en http://ladietistaraquel.es/escuela/

Lo que yo ojalá hubiera podido tener.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Mi querido arroz integral, "a must".






Hoy he ido a la farmacia y no he podido evitar fijarme en este potito en la sección de comida para bebés.


En realidad no tiene nada de especial. Un producto de venta masiva para los más peques. Como es habitual, salvo que se diga lo contrario (los ecológicos suelen ser de arroz integral), con cereal blanco o refinado. Lo que me ha llamado la atención es el hecho de leer en el título BLANCO, como si fuera una gran cualidad del producto a resaltar.
En lugar de blanco podrían decir SIN minerales, ni vitaminas, ni fibra, ni germen con aceites esenciales, sin vida. Todo lo contrario que el integral, íntegro, con todo, como nos lo ofrece la Naturaleza, con toda su perfección.
Cuando estudiaba dietética se daba por sentado que lo integral en principio era mejor para la salud que lo refinado, pero nadie hacía ni caso. Creo que era la única de la clase que hacía las dietas con arroz integral. Nunca entendí lo de "digo pero no hago". Y aquí estoy, defendiendo lo integral frente a lo refinado, por puro convencimiento, es que es mejor, se sabe científicamente y se siente y se nota (toma arroz integral y lo sabrás, no se puede explicar la energía y la vitalidad que te aporta).
Ahí va el post lección 1 sobre el arroz integral, para empezar, porque nunca es tarde si la dicha es buena. 
El gran handicap suele ser: me queda duro o no sé por donde cogerlo.
Fuera excusas y aquí tienes la fórmula garantizada.
Cuando te salga el básico ya puedes hacer con él mil cosas. Pero paso por paso. Empieza por arroz simple e inclúyelo en tus comidas como acompañamiento. Lo más sencillo es en ensaladas, por ejemplo, y más ahora en verano. ¡Ánimo!

Aunque parezca que sólo sea arroz básico, muy importante seguir los pasos y hacerlo con esmero.


En mi despensa algo que nunca puede faltar, el arroz integral.



Ingredientes para 8 raciones:

500g de arroz integral redondo en crudo.
1200 ml de agua de calidad (dos partes de agua 500g ocupan 600ml).
1cp sal marina.
Preparación:
Lavar el grano en un bol, inundar de agua, remover el arroz con las manos y tirar el agua para deshacerse de las partículas de suciedad y granos muertos que flotan. El último lavado lo hacemos con un colador bajo el grifo.
Dejar el arroz en remojo durante unas dos horas con el agua nueva en la misma olla donde lo cocinaremos.
Llevar a ebullición a fuego medio con la olla tapada.
Añadir pizca de sal marina y volver a tapar.
Bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar durante 45 min. Emplear difusor de llama si tenemos fuego.
Apagar el fuego y reposar tapado unos 10 min.
Abrir olla y listo. Verás cómo se ha agotado el agua y salen unos agujeritos.
VÍDEO



Nota: Próximamente recetas de "potitos" con cereal de verdad.

Nos vemos,
Raquel Magem

Mucho más,
todo lo que te puedo explicar,
y punto de encuentro
en el mundo virtual.

sábado, 1 de agosto de 2015

Macarrones integrales con atún


Hoy para comer macarrones. 
INTEGRALES, BIO y de espelta, por favor.
Opción buena para emergencias.


No es macro puro, ni vegano ni crudivegano, ni paleo ni detox ni nada de eso. Es algo sano, integral, con productos de calidad, eco, poco aceitoso y sin lácteo. Es un plato bastante normal para presentar "a cualquiera", para sentir y vivir la versión más amable de la comida de toda la vida.


                                                                                    
Ingredientes 4 raciones:
10 ml de aceite de oliva (yo uso el del atún si es de                                                                                     calidad).
250 g macarrones integrales de espelta (lo que se quiera).
200-250 g /1 u cebolla picadita.
1,2 ml sal con hierbas aromáticas.
250-300 g de tomate maduro (por ejemplo tipo pera) del que usaremos la pulpa rallada o triturada sin piel.
125 g de atún escurrido (si es en conserva intento que sea de bote de cristal, y mejor en aceite de oliva virgen extra eco).
Pipas tostadas y rociadas en salsa de soja además de trituradas para esparcir por encima.
Y/o levadura nutricional para esparcir por encima.

Preparación:
Sofreír la cebolla en el aceite con pizca de sal  y al dorarse ligeramente dejar tapado, a fuego muy bajo y con difusor para que se ponga bien tierna y dulce.
Añadir el atún y remover para que no queden trozos grandes de atún.
Añadir el tomate y dejar que se cocine durante unos 10 min. Previamente les he hecho un corte y los escaldo para pelar fácilmente y después los trituro.
Mientras preparamos la salsa cocemos la pasta al dente en abundante agua hirviendo y escurrimos. Reservar el agua de cocción.
A la salsa incorporar la pasta sin escurrir del todo.
Servir bien calientes (horneados están genial)  junto con las pipas trituradas, y si tienes, la levadura por encima.
Listos.


Nos vemos,
Raquel Magem

Mucho más,
todo lo que te puedo explicar,
en mi mundo virtual.  
http://ladietistaraquel.es/escuela/